LA AGRESIVIDAD


Nunca se entra, por la violencia,
dentro de un corazón.

Molière



La Agresividad supone una falta de control de impulsos en el que la persona no puede modular su conducta ante situaciones que le resultan aversivas.

Habitualmente se habla de la agresividad masculina, que tiene un carácter más conductual; no obstante la agresividad femenina también es un punto a tener en cuenta, a través de la agresión verbal.

El comportamiento agresivo puede y debe ser modificado a través de técnicas de control, reevaluación de las situación, mejora de la autoestima, realización de conductas incompatibles, etc.

En algunos casos la agresividad es una conducta aprendida, y la persona debe aprender la existencia de otras formas de dar salida a su frustración y malestar.



ARTÍCULOS RELACIONADOS
















No hay comentarios:

Publicar un comentario