LA AGRESIVIDAD


Nunca se entra, por la violencia,
dentro de un corazón.

Molière



La Agresividad supone una falta de control de impulsos en el que la persona no puede modular su conducta ante situaciones que le resultan aversivas.

Habitualmente se habla de la agresividad masculina, que tiene un carácter más conductual; no obstante la agresividad femenina también es un punto a tener en cuenta, a través de la agresión verbal.

El comportamiento agresivo puede y debe ser modificado a través de técnicas de control, reevaluación de las situación, mejora de la autoestima, realización de conductas incompatibles, etc.

En algunos casos la agresividad es una conducta aprendida, y la persona debe aprender la existencia de otras formas de dar salida a su frustración y malestar.



ARTÍCULOS RELACIONADOS
















QUÉ ES LA EMOCION DE LA IRA

La ira es el sentimiento que emerge cuando la persona se ve sometida a situaciones que le producen frustración o le resultan aversivas. Es un proceso vigorizador que urge a la acción, interrumpiendo los procesos cognitivos que se hallan en curso, centrando la atención y la expresión de afectos negativos en el agente que la instiga, y actuando como defensa en situaciones que comprometen la integridad física, la autoimagen o la propia estima. 


La ira es un afecto primario que dota de energía y facilita las transacciones del individuo con su medio, pero no necesariamente conlleva resentimiento o agresividad. La hostilidad, en cambio si conlleva animadversión contra el agente provocador, pero no siempre se acompaña de ira ni siempre desemboca en acciones agresivas. Por su parte, la agresividad hace referencia a la propensión a desplegar un tipo de conducta que supone una confrontación real y busca un daño. Por tanto, la ira actuaría como factor afectivo, la hostilidad como cognitivo y la agresividad sería la expresión conductual.

POR QUÉ SE PRODUCE LA AGRESIVIDAD

LA IRA


La ira es una emoción y como tal se dispara de forma automática ante situaciones que interfieren en nuestros deseos, generando frustración. La función de la ira es prepararnos para hacer frente al obstáculo con el que nos encontramos para cumplir nuestros objetivos



La ira, si no se canaliza puede producir agresividad: 



A) Si no somos capaces de conseguir nuestros objetivos por una carencia de habilidades, la conducta violenta se convierte en la vía utilizada para lograr nuestros objetivos, por lo que podremos canalizar la ira hacia conductas más adaptadas aprendiendo habilidades 


COMO SE EXPLICA UNA CONDUCTA AGRESIVA

La conducta agresiva es un comportamiento básico y primario de los seres vivos. Se trata de una conducta en la que están implicados múltiples factores: físico, emocional cognitivo y social.


Hay tres elementos en los que coinciden las diferentes definiciones de agresión:



1. Tiene carácter intencional, busca una meta en concreto


2. Las consecuencias aversivas o negativas hacia otras personas o uno mismo

3. Su variedad expresiva, pudiendo manifestarse de formas variadas

La intencionalidad sin embargo, no está presente en la agresividad infantil, al no comprender las consecuencias, ni tampoco las derivadas del miedo, la ira o el impulso.


CONTROL Y MODIFICACIÓN DE LA CONDUCTA AGRESIVA

Los programas de intervención sobre el comportamiento violento abordan las emociones y otros comportamientos intermedios en el ciclo entre la estimulación ambiental y el comportamiento agresivo.


Este tipo de programas son aplicables si el comportamiento agresivo de la persona viene determinado por un problema de regulación de la ira, y la persona reconozca el coste de su comportamiento.



Un programa habitual es el propuesto por Echeburúa, Amor y Fernández-Montalvo para el abordaje de comportamientos violentos.



IDENTIFICACION Y AFRONTAMIENTO DE SITUACIONES DE RIESGO EN LA CONDUCTA AGRESIVA

Para poder controlar las emociones, el primer paso es identificar las señales de riesgo que pueden llevar al descontrol (conducta agresiva) y, por supuesto, saber actuar.


SEÑALES DE RIESGO PARA EL DESCONTROL DE LA IRA


FACTORES EXTERNOS



1. Discutir con los compañeros de trabajo


2. Recibir la bronca de un superior


3. No tener trabajo

VARIABLES MODULADORAS E INHIBIDORAS DE LA CONDUCTA AGRESIVA

ACTIVACIÓN AVERSIVA





La activación emocional negativa es un factor importante en la disposición a responder agresivamente. Junto con las frustraciones existen muchas experiencias que pueden incrementar el nivel de activación aversiva del individuo, como son el hacinamiento, el ruido y el calor. Parece que las condiciones físicas conducen a una activación general, y de las causas percibidas como agradables o aversivas, dependerá la activación que produce una emoción como la ira



DOLOR


El dolor es una condición prototípica para el desencadenamiento de una conducta violenta

TRASTORNOS MENTALES QUE PUEDEN CURSAR CON AGRESIVIDAD

Múltiples trastornos mentales pueden ir acompañados de agresividad o incluir conductas violentas dentro de los criterios que utiliza el DSM IV-TR para definirlos como síntoma:


- Retraso mental



- Trastorno autista


- Déficit de atención con hiperactividad

- Trastorno negativista desafiante

- Demencia


LA AGRESIVIDAD COMO FALTA DE CONTROL DE IMPULSOS

La agresividad es una conducta aprendida, y no reconducida convenientemente.


Muchas personas dicen que son incapaces de controlar el impulso agresivo, y esto no es totalmente cierto. Como cualquier conducta la agresividad se aprende y se "desaprende".



Ante una situación aversiva muchas personas tienen una salida de activación que se manifiesta en esa conducta agresiva (típico es el puñetazo en la pared para descargar la ira).